Sin haber alcanzado la intensidad viajera del 2019 (85%), el volumen de inversión en viajes de las compañías correspondiente al ejercicio 2023 (medido en términos de managed business) se movió en niveles muy similares: 4.465 millones de euros, cifra prácticamente idéntica a la del cierre del año 2019.

Más allá de las cifras y las diferencias o coincidencias en las magnitudes de los dos ejercicios, seguramente lo más relevante una vez hecha una lectura más detallada de los últimos 5 años sea constatar que, en el plazo transcurrido ha habido tanto cambios en materia de tendencias, como en la propia composición del mercado, que ha experimentado un proceso de concentración nada desdeñable, y que es un síntoma claro de la madurez del mercado o del propio sector de actividad.

Para empezar, conviene recordar que el proceso de consolidación sectorial ha supuesto la desaparición por absorción de agencias como Globalia, Travelair/Eroski, Central de Viajes, Transglobal, o Viap – por citar algunos ejemplos destacados-, que no se ve compensada por la entrada nuevos actores (con la salvedad de VE Travel). El proceso de concentración (además de un cierto trasvase de cuentas) se aprecia también en la reducción del número de players en el tramo alto de la tabla, con 3 agencias por encima de los 490/500M de € y que mueven prácticamente el 60% del negocio, a la vez que en una clara ampliación de la franja media (más de 100 millones de euros), que se incrementaría como mínimo en 4 nuevas empresas.

El crecimiento de algunas agencias del tramo medio es además particularmente significativo, resultado tanto de crecimientos orgánicos como de operaciones de compra, o la combinación de ambas estrategias. Este tramo ha pasado de representar el 10% del total de facturación en 2019 al 25% al cierre del ejercicio 2023.

La evolución que refleja el mercado español es muy similar a la de otros mercados maduros, en los que el negocio se ha ido concentrando de manera creciente. La tendencia natural del mercado en el año 2024 apunta en esa misma dirección. De hecho el ejercicio ya ha empezado con algunas operaciones y se aprecian más movimientos en el mismo sentido.

El resultado en el corto y medio plazo se traducirá de nuevo en mayores niveles de concentración, que en buena parte va a nutrirse del “caladero” existente en el grupo de agencias con menor volumen de facturación, en el que también se han producido movimientos.

La llegada de nuevos entrantes, como las que se observan en los mercados anglosajones, son poco probables en el caso del mercado español, en la medida en la que presentaría barreras de entrada como la financiación y particularidades que, a priori, lo convierten en menos atractivo.

Movimientos tectónicos en definitiva en un sector altamente competitivo, que no escapa de las tendencias globales.

 

Marcel Forns ©, GEBTA 2024

 

Blog

Los viajes de empresa prácticamente al 90% del volumen del 2019

Tras un primer trimestre caracterizado por un marcado dinamismo y recuperación de los viajes de empresa -a apenas 13 puntos porcentuales de la cifra de referencia previa a la pandemia-, los datos de los meses de abril y mayo han vuelto a batir las previsiones más...

Eventos

Publicaciones

Tamaño 5.07 MB