En línea con los datos recogidos por GEBTA en los Observatorios anteriores, los registros de los meses de septiembre y octubre confirman la recuperación de los viajes de negocio y anticipan un cierre de ejercicio con una tendencia acumulada que se situaría por encima del 75% del volumen de viajes previos a la pandemia, acorde con las proyecciones que realizamos el mes de junio. El salto más significativo se produce de nuevo en el largo radio, que suma 12 puntos porcentuales de incremento, atribuibles fundamentalmente a las grandes empresas, en el marco del cambio de prioridades de las corporaciones que anticipaba el informe de ITM de finales de 2021.

La intensidad de la recuperación de los viajes corporativos en el mercado español ha superado con creces algunas de las proyecciones efectuadas por grandes consultoras, cuyas previsiones situaban el volumen de desplazamientos significativamente por debajo de las cifras que finalmente se han registrado. La realidad parece haber certificado, una vez más, el valor de las reuniones presenciales y la contribución de los desplazamientos al desarrollo y crecimiento de las empresas, después de un largo período de hibernación de prácticamente dos años y de una cierta saturación de las reuniones virtuales.

Junto con la positiva dinámica de los viajes de empresa, la información disponible pone de manifiesto cambios relevantes en las tendencias de las corporaciones. Si la mayoría de los informes sectoriales coincidían en señalar a las reuniones internas como una de las categorías de viajes con mayor potencial de sustitución por la tecnología, la realidad ha venido a demostrar que no sólo gozan de buena salud, sino que se hallan entre las tipologías de reuniones que mayor crecimiento presentan. En la medida en la que la cultura de las empresas se crea en las oficinas, y que una parte significativa de los empleados siguen en régimen de teletrabajo, total o parcialmente,  las empresas se han visto en la obligación de generar reuniones internas, con el objetivo prioritario de  mantener la cultura empresarial, así como para fomentar la creatividad, para motivar a los equipos y para retener mejor el talento humano.

Nuevos informes publicados a inicios del mes de octubre, confirman igualmente que, pese al contexto económico adverso, las empresas han interiorizado el papel de los viajes de negocio como palanca de crecimiento, y prevén seguir aumentando el número de desplazamientos y reuniones profesionales en 2023. De acuerdo con los datos del último informe de GBT, 3 de cada 4 empresas manifiestan no tener previsto limitar los viajes por temor al contexto económico en el corto plazo. Estas proyecciones se traducirían tanto en un incremento de la ratio de reuniones presenciales, como del presupuesto disponible y sólo un 17% o un 20% de las empresas encuestadas, en función del área geográfica, cree que reducirá su nivel de gasto respecto de este ejercicio.

En definitiva, buenas perspectivas de momento para el ejercicio 2023, tanto en términos de la evolución de los niveles de inversión, como del número de viajes de negocio.

Sin perjuicio del optimismo reinante, seguiremos, como siempre, muy pendientes de cualquier evolución y cambio que experimenten los mercados.

Marcel Forns (c) GEBTA,2022

Blog

Viajes de empresa: igual que en 2019, pero muy distinto (1)

Sin haber alcanzado la intensidad viajera del 2019 (85%), el volumen de inversión en viajes de las compañías correspondiente al ejercicio 2023 (medido en términos de managed business) se movió en niveles muy similares: 4.465 millones de euros, cifra prácticamente...

Los viajes de empresa prácticamente al 90% del volumen del 2019

Tras un primer trimestre caracterizado por un marcado dinamismo y recuperación de los viajes de empresa -a apenas 13 puntos porcentuales de la cifra de referencia previa a la pandemia-, los datos de los meses de abril y mayo han vuelto a batir las previsiones más...

Eventos

Publicaciones

Tamaño 5.07 MB