Hablábamos en el post anterior de redes sociales y viajeros de negocios y manifestábamos nuestra apuesta por el éxito de las redes entre viajeros de empresa. Hablábamos también de redes como Dopplr,  o Tripit,  abiertas especialmente a los viajeros corporativos y en las que esperamos que los profesionales del turismo participen y aporten información diferencial conversando en fuentes distribuidas, aumentando su reputación on line con aportaciones de calidad etc.
Nos gustaría hacer una reflexión que va más allá aún. Creemos firmemente que las redes van a ser en un futuro próximo, el centro sobre el que van a bascular los viajes de negocios en medianas y grandes empresas.

No estaremos hablando en este caso de redes abiertas seguramente. Resulta más sencillo pensar en redes sociales acotadas a los usuarios de una organización, quizás una especie de comunidad similar a las que permite crear Ning, Buddypress Elgg por poner algunos ejemplos.

Seguimos mirando la bola de cristal. Nos imaginamos una red social de viajeros de la empresa, con blogs propios en los que verter opiniones, páginas donde subir fotos, vídeos para compartir (imaginemos dudosos hoteles o maravillosos platos en restaurantes próximos a la sede central de la compañía). Pensamos en una red social con grupos como “Restaurantes”, “Política de viajes”, “Seguridad y alertas”, “Utilidades”etc. Imaginamos una red privada a la que acceder desde el despacho pero también a través del móvil, en la que poder compartir con los colegas añadidos a contactos, las fechas de viajes y eventos para buscar y aprovechar cualquier encuentro real.

Evidentemente pensamos en estas redes como una vía sencilla y amigable de comunicar a los viajeros la política de viajes de la compañía; una forma simple y accesible de volcar información ante situaciones de riesgo o imprevistos en desplazamientos; una manera próxima de hacer pedagogía con nuestros propios viajeros sobre novedades o nuevas herramientas en la empresa: cuándo y cómo usar el aplicativo de autobooking, uso del aplicativo de gastos en viajes, nuevas normas en política etc.

Hasta aquí, muy bien, pero todos sabemos que las comunidades no prosperan si no hay detrás un dinamizador que las alimente. Déjenos seguir mirando la bola de cristal. Hemos oído hablar a menudo de Community Manager. Estamos seguros que enseguida vamos a empezar a hablar del Comunity Travel Manager. ¿Y a quién le va a corresponder esta figura? Nosotros apostamos por los especialistas en viajes de negocios, sean Travel Manager también off line o sean agentes especialistas en viajes de negocios. ¿Una alternativa renovada para los agentes de viajes? Sí. Estamos seguros que sí, pero precisa evidentemente preparación y doble especialización.

Es lo que tiene el futuro. Es interesante y divertido, pero exige esfuerzo y capacidad de aceptar riesgos.

(C) GEBTA. Alicia Estrada, 2011

Blog

Es hora de pasar del microscopio al periscopio

Como decía de modo muy acertado el Presidente de IBERIA, Javier Sánchez-Prieto, en la sesión organizada en la Bolsa de Madrid por CEOE, las empresas llevan meses haciendo uso del microscopio para gestionar la coyuntura a la que nos ha arrastrado la COVID: mucho...

Eventos

Publicaciones

Tamaño 5.07 MB