Las exportaciones españolas pueden contar con mayores oportunidades el próximo ejercicio.

Es cierto que si nos atenemos a los datos oficiales y a las previsiones de los organismos internacionales, las perspectivas económicas de España para el 2013 no son buenas. Además de la delicada situación interna, el contexto internacional tampoco parece que vaya a ayudar demasiado.

Ante este escenario, es lógico que las empresas se preparen nuevamente para contener al máximo los costes, entre ellos también los de los viajes de negocio. Y sin embargo, una lectura algo más precisa y detallada de los datos de mercado disponibles (Observatorio Trimestral de GEBTA), nos invitan a pensar que justamente en el caso de España, las empresas deberían evitar nuevos recortes en viajes corporativos el 2013. ¿Por que?

En primer lugar, porque la dinámica seguida por las empresas españolas hasta la fecha se ha demostrado correcta, y los resultados obtenidos son más que satisfactorios, desde un punto de vista macro-económico:

1. En el acumulado enero-agosto 2012, los viajes de negocio al exterior de las empresas españolas aumentaron un 5,61% (más de un 13% si consideramos únicamente los mercados de largo radio)
2. En este mismo período, las exportaciones españolas se incrementaron un 4,1% y el déficit comercial de España disminuyó en más del 23%.

Pero además, hay otros elementos que nos permiten aconsejar el mantenimiento de las políticas viajeras de las corporaciones:

3. El coste medio del transporte con origen España se ha contenido, o incluso ha caído en el largo radio y mercados emergentes (un 2,39% hasta agosto), y sigue cayendo. La previsión para el 2013 es que se mantenga a la baja, abaratando así el gasto en el viaje.
4. Los datos disponibles sobre las previsiones de gasto/inversión de las empresas radicadas en Alemania, Reino Unido, Francia e Italia ponen de manifiesto que han recortado gasto en viajes en 2012 y que muy probablemente mantendrán esta tendencia en 2013.

La reducción de la intensidad viajera de las empresas de los principales países competidores de España, acompañada de la caída del coste medio del transporte, va a suponer una oportunidad para las exportaciones españolas, que pueden encontrar un hueco comercial significativo. No es la primera vez que la retracción en los viajes de negocio en el resto de mercados europeos y el mantenimiento del ritmo de los viajes de las empresas españolas, ha permitido que España mantuviese su cuota exportadora, mientras caía la participación de sus competidores.

El conjunto de los indicadores analizados arroja una perspectiva alentadora: las empresas pueden viajar más por menos, obteniendo si cabe un mayor retorno. Desde luego no es una conclusión baladí y menos todavía en los tiempos que corren.

Pero para poder aprovechar las oportunidades que, por pocas que sean, ofrece el mercado, las empresas deben focalizarse en el negocio, evitando que el ruido de fondo de la recesión y de la crisis, lleguen a paralizarlas por completo.

A la vista de los datos, nuestra recomendación es clara: más madera, esto es, más viajes, porque el negocio está ahí fuera y nuestros competidores ya nos han dicho que bajarán la guardia.

(c) GEBTA, Marcel Forns, 2012

Blog

Eventos

Publicaciones

Icono

Singapur 3.68 MB 0 downloads

...
Icono

BTR 2020 nº3 5.07 MB 419 downloads

...